Carta II de Francisco Javier Pérez Muñoz (21/10/2010)

LA AMISTAD

Desde el Módulo 3 de la Prisión de Jaén: Miguel Ángel García Moreno dejó a su novia en julio de 2005 después de que ésta le propinara un duro revés sentimental conocido por todos los asiduos a esta página. Cuando comprobó que ya era tarde para recuperarlo, resentida y despechada por sentirse abandonada, decidió abusar de una ley que hoy por hoy no es ley, sino refugio de desvergonzadas vengativas. Por eso quiero dedicarle este artículo a mi gran amigo MAG, para mi como un hermano.

 La primera vez que lo observé en el módulo 3 de la cárcel, percibí humildad y educación en él. Entonces me pregunté “¿por qué estará aquí?”. Aunque también se le notaba algo desorientado (estas cosas no están hechas para gente como él) su actitud era muy segura, pues tenía la conciencia tranquila en su convencimiento de no haber hecho en la vida nada que mereciese acabar secuestrado y privado de libertad.

 Seguro que, a través de la abundante literatura que hay sobre él, ustedes conocerán el Caso MAG y la injusticia que se ha cometido con él, pero cuando yo leo en la celda la nutrida documentación que guarda sobre su caso (su expediente casi al completo) me siento tan identificado que nadie mejor que yo (y evidentemente su familia) para saber lo duro que es que te metan en la cárcel por mear de pie. Día tras día nos fuimos conociendo y comprobando todo lo que nuestras historias tienen en común.

 De lunes a viernes, un poquito antes de la cena, los funcionarios nos reparten la correspondencia recibida. Después MAG viene a cenar a la mesa y yo le pregunto quien le ha escrito, por curiosidad. Entonces me enseña sobres con remites procedentes de los lugares más dispares, como Carcaixent, Gandía, Salt, San Fernando de Henares, Barcelona, Llanes, Sevilla, Granada… y hasta sitios inverosímiles como Irlanda y una de Malta que ha recibido hace un par de semanas. ¿De Linares? Un montón. ¿De Madrid? Otro montón. ¿Del País Vasco? Una carta casi todas las semanas. Es gente que ha conocido su caso por internet. También gente que lo ha escuchado pinchando techno y house y lo animan a que siga haciéndolo cuando salga. “¡En cuanto salgas tienes que venir a Granada pa pincharnos una sesión como la que te currastes en las cruces de mayo de hace tres años!” le dicen en una carta. Entre los remitentes también hay hombres que pasan por situaciones similares, antiguas compañeras de trabajo, amigos y amigas de la infancia… Increible. No será tan malo ¿no?. Se trata de un hombre sencillo, puro, honesto, humano y sobre todo modesto. Modesto porque lleva más de tres meses oponiéndose a la publicación de esta carta para la que jamás me ha dado su visto bueno.

 No me extraña que todo el mundo lo quiera, porque yo mismo (que creo conocerlo un poquito despues de un año) me quedo sin calificativos para referirme a una persona como MAG que, a pesar de su corazón tan noble y sincero, ha sido arrastrado a prisión de una forma tan aberrante e indigna que es para avergonzar a todo el poder judicial, no siendo extraño que CGPJ haya necesitado invertir miles de euros en campañas publicitarias de lavado de imagen después de tantos casos como el suyo donde la palabra de una tía ha bastado para mandarlo al trullo.

 Mientras yo estoy aquí sentado en el ordenador número 2 de aula de informática, MAG sigue a mi izquierda en el número 4. Con su libro, del que ya tiene casi 400 páginas, y lo terminará en la calle donde podrá incluir las fotografías que guarda en un disco duro en casa. Estoy leyéndomelo poco a poco y estoy seguro de que quien lo lea, sentirá como propias las emociones del autor y la estocada que también han sufrido sus padres y esa fantástica chica que día a día lo apoya y, lo más importante, demuestra que lo ama. La vida y el tiempo serán testigos de toda persona.

 Mientras permanecemos aquí MAG y yo seguiremos escribiendo artículos respetando al máximo a las personas REALMENTE maltratadas, porque ninguno de los dos deseamos guerras ni conflictos ni violencia de ningún tipo, sino paz y concordia. También, cómo no, quiero mandar ánimo y todos mis respetos hacia estas personas REALMENTE MALTRATADAS, de quienes se están riendo descaradamente las que para enturbiar la realidad denuncian en falso. Estas embusteras deberían de pensar en sus hijos, porque mientras continúen estas leyes nadie en esta vida está libre de un revés así.

 Compartir muchísimas horas de charla en el módulo nos ha servido para concluir que, con pasados parecidos, los dos estamos en  la cárcel por tó’l morro, convirtiéndonos así en lo que ahora somos: Grandes hermanos. Aunque no llevemos la misma sangre, los dos sabemos y actuamos aquí dentro como autenticos hermanos. Es más estoy seguro al 100% que seremos hermanos hasta el fin de nuestras vidas. De esta forma, también se confirma la teoría de que todo lo bueno encierra algo malo, y todo lo malo contiene algo bueno. Lo más importante es que ni mi hermano MAG ni yo nos guardamos ningún tipo de odio ni rencor, sino piedad y lástima hacia quien nos ha hecho daño. Pero también tenemos claro que hasta el fin de nuestros días recorreremos el camino necesario para encontrar y divulgar la verdad, porque será la única justicia que recibamos. Estamos seguros de que después de la tormenta, vendrá la calma.

 Por todo esto pretendo expresar lo orgulloso que me siento por desayunar, comer a medio día y cenar con MAG, codo con codo, a diario. Por ser su amigo. Por poder comprobar que todo el mundo aquí dentro, sea funcionario o preso, lo aprecia (y los dos o tres que no lo aprecian es porque lo envidian profundamente) Y por haber compartido con él todo el año 2010. Por el apoyo tan grande y por la amistad tan llana y digna que me ha brindado en ese periodo.

 No puedo finalizar  este artículo  sin  reconocer  a  nuestras  familias Pérez-Muñoz y García-Moreno que siempre estén ahí, luchando y sufriendo esta mentira macabra urdida para que unas pocas espabiladas se lucren y otras pocas arpías se rían sin escrúpulos de las mujeres REALMENTE MALTRATADAS.

Francisco Javier Pérez Muñoz

NIF 77.324.171-B

NIS 2005016175

Anuncios